Lorenzo Quinn

El escultor ha expuesto en los cinco continentes y sus obras están presentes en las ferias internacionales de arte de todo el mundo


Lorenzo Quinn, nació en Roma en el año 1966 aunque se crió a caballo entre los Estados Unidos e Italia, y fue aquí, en Italia, donde aprendió a apreciar el arte.

Aunque es aun muy joven para el mundo del arte, ya se puede decir que Lorenzo Quinn ha tenido una larga carrera artística. Desde muy joven hizo muestra de su capacidad para comunicar emociones a través de sus obras. Con tan solo 21 años se ganó el respeto de la sociedad artística de New York creando una obra para las Naciones Unidas, de la cual en su día se hizo un sello. Este trabajo le sirvió de impulso para protagonizar la aclamada campaña publicitaria de Absolut Vodka para la que se escogen a los artistas más consagrados del mundo. Poco después recibió el encargo del Vaticano que con motivo del octavo centenario de la muerte de San Antonio, le encargó una escultura del mismo. El Santo Padre bendijo la escultura en la plaza San Pedro, ante 35.000 personas, y posteriormente fue colocada en la Basílica del Santo en Padua donde todavía hoy sigue siendo una de las obras más visitadas de la ciudad.

El escultor ha expuesto en los cinco continentes y sus obras están presentes en las ferias internacionales de arte de todo el mundo. Actualmente tiene proyectadas prestigiosas exposiciones como la de la Sammer Gallery en Marbella o la prestigiosa exposición antológico-institucional en el famoso Palacio de Venecia de Roma el próximo mes de mayo.

Los encargos han seguido multiplicándose a lo largo de los años y sus obras se pueden contemplar en numerosas colecciones importantes de todo el mundo como el Museo Thyssen o la colección privada de Su Majestad El Rey Don Juan Carlos I, el cual tiene cinco esculturas del artista.

En este momento Lorenzo trabaja en la creación de toda la obra escultórica del complejo deportivo que acogerá los próximos juegos olímpicos asiáticos del 2006 que se celebrarán en Doha, Qatar. Así mismo acaba de terminar obras públicas para Londres y Birmingham y está preparando la escultura "Legado" para el Ayuntamiento de San Climent. Esta última tiene la peculiaridad de ser la única escultura del mundo que tendrá vida ya que cada año irá creciendo con su propio municipio.

En toda su obra se refleja la búsqueda por un mundo unido lleno de emociones y de valores a menudo olvidados y sin duda alguna todo esto se recoge en su proyecto más ambicioso y representativo que es el denominado "Humanidad".

Este proyecto representa a toda la humanidad bajo el legado común de la historia humana. Se trata, esencialmente, de una enciclopedia tridimensional en forma de monumento circular que a modo de enorme globo terráqueo está íntegramente recubierto por cien placas. Cada una de estas placas representa uno de los cien momentos más importantes de la historia de la evolución del ser humano, todo esto siempre visto bajo el signo de globalidad y nunca desde el punto de vista de una sola raza o ideología.

Copyright © 2015 Art Wanson Gallery