Miguel Gómez y Molina

Al contemplar los dibujos y pinturas de Miguel Gómez, se descubre fácilmente que no es un lenguaje que refleje lo cotidiano, lo convencional. La información desborda la mente lógica.


Pueden ver su galería en ARTNET

Nací el 11 de Enero de 1968 (año del Mono) durante mi juventud residí en Madrid (España), Broadstairs (Inglaterra), París ( Francia), Lausana (Suiza), Idar-Oberstein (Alemania) y Santa Mónica (Estados Unidos de América) donde curso distintas materias, especializándome en gemología y en diseño de joyería.

Mi afición a la pintura o al dibujo, como quieras definir mi obra, viene de niño, pero pronto me aburrí de pintar vacas en la academia de dibujo donde voluntariamente pedí que me inscribieran...directamente empecé a pintar lo que sentía y como quería, autodidacta, experimento y me encanta...

Pronto me sentí influenciado por todos los grandes creadores desde El Greco a Picasso, pasando por Durero y Eschert, de Kandinsky y Dalli a Peter Zimmermann.

Me apasiona el color y su utilización como herramienta capaz de lograr que individualmente consigan que el conjunto se convierta en un mundo complejo.

La unión del tiempo, el dibujo, el collage, el color así como el blanco y negro de la tinta china ha hecho, según decís, tenga un estilo bien diferenciado, incluso reconocible, pues bien, es una de mis pasiones, un entretenimiento para mi, aunque se convierte en una expresión de mis estados anímicos...

Para vosotros, será un descubrimiento continuo, cada vez que estudiéis con detenimiento mis cuadros, un elemento nuevo se os revelará, es un universo que os sumergirá en una búsqueda lúdica.

LOS CUADROS DE MIGUEL GÓMEZ Y MOLINA // "PUERTAS AL MISTERIO"

Al contemplar los dibujos y pinturas de Miguel Gómez,

se descubre fácilmente que no es un lenguaje que refleje lo cotidiano, lo convencional. La información desborda la mente lógica. Los personajes y escenas cuentan historias fuera de la realidad, son descripciones que no corresponden a lo temporal, a lo histórico y surgen preguntas:

¿Qué es esto... es un psicoanálisis... es un exorcismo... son visiones... sueños... viajes astrales...? ¿De donde viene todo esto?

Es posible que sea todo lo anterior y más, pero abstrayéndonos de esta inicial confusión, dejando que el alma curiosa, desprejuiciada e infantil penetre en los cuadros y pueda descubrir que estos son otros mundos, que descubren otra realidad o que son formas diferentes de percibir la realidad. Los cuadros de Miguel son un universo lleno de personajes diversos, con expresividad, con aliento de ser, con vida propia, otorgada por un creador que también los dota de carácter, de individualidad, que interrelaciona en la escena con criterio y orden, para tejer la urdimbre de una historia en espacios insólitos, donde cada uno vuela y se mueve en función de energías indefinibles.

Es todo un universo evocador de sugerencias continuas.

Son poemas llenos de alusiones simbólicas, con una plasticidad arrolladora, con una zoología fantástica muy propia, capaz de describir otros mundos, otros estados de ser. De componer historias envueltas en tinieblas o de abrir puertas al misterio.

Hay un tema muy reiterativo en muchos de los cuadros de Miguel Gómez, son sus alusiones al tiempo. Utiliza de forma profusa elementos simbólicos a los que dota de misterio inquietante, tan inquietante como el propio tiempo: incontrolable, escurridizo, abstracto y concreto, tan preciso e irritante. Hay una frase que Miguel escribe en alguno de estos cuadros - "el tiempo es mío"- que suena como un grito con la energía del trueno y la capacidad de producir una caverna, que cobije y aísle a las almas confusas del zumbido machacón, del problema diario y alienante. Un lugar donde escuchar el silencio, sentir la abstracción pura y la mente en reposo.

Amador Braojos
2006 año del Perro


NUNCA-JAMÁS EXISTE

El surrealismo adquiere en tu obra una dosis de misterio e imaginación que trasladan al visitante a un mundo de ensoñación propio de los cuentos que más nos hicieron soñar cuando éramos niños.

Castillos, brujas, animales y guerreros hablan de un tiempo fantástico que tú controlas al segundo y que nosotros sólo podemos intuir. El tiempo es mío es mucho más que un título, es una norma de conducta, un principio. Supone la aceptación de que tu obra y una parte importante de tu vida están en sintonía perfecta.

Quizá sea tu faceta más oculta pero también es una de las más sorprendentes por lo inesperada. El dibujo y el color, incluso la falta de éste, los controlas al igual que el tiempo y esa capacidad también sorprende a quien se sumerge en tus obras. El arte es un camino de difícil progreso, pero tú lo haces fácil como si fuese un juego o una conversación.

Hay en tu obra un sinfín de ocultos mensajes, de canciones y signos que como un laberinto obliga al espectador a navegar por la claves de tu imaginación, por guirnaldas y garabatos automáticos hasta encontrar un paraíso que tiene mucho que ver con la propia vida,,, o mejor dicho con tu manera de ver y vivir una vida que confirma que el país de nunca-jamás verdaderamente existe.

Fernando Francés
Director CAC Málaga
Málaga 2007

Copyright © 2015 Art Wanson Gallery