ARTWANSONGALLERY & “The Westin” Valencia “Alfredo Montaña y Fernando Arroyo” Exposición “Rostros y Música”

La prestigiosa galería internacional ArtWansonGallery en colaboración con The Westin Valencia inaugurará el próximo 14 de Julio, su nueva muestra colectiva en su espacio expositivo del Hotel Westin Valencia en la que presentará el trabajo de dos grandes artista españoles, Alfredo Montaña y Fernando Arroyo.


En primer lugar la muestra contará con los fantásticos lienzos de Alfredo Montaña, sus personajes monumentales, geométricos y llenos de fuerza resumen el inconfundible estilo del lenguaje pictórico de Montaña, un estilo definido por Arturo Pérez Reverte como "Literario y silenciosos, en el que los hombres y mujeres de los cuadros de Montaña saben y transmiten con geométrica certeza que están solos".

Por otra parte los inconfundibles lienzos de Montaña estarán acompañados por las excepcionales esculturas del artista Fernando Arroyo, un genio de las formas y las texturas que consigue dar vida y sentido a cualquier clase de material, incluidos los destinados al deshecho, en unas piezas llenas de originalidad y significado.

La muestra será una excelente oportunidad para disfrutar de un exquisito conjunto de obras en las que queda resumido lo mejor de cada uno de los artistas y una ocasión única para disfrutar de lo mejor del arte contemporáneo durante el caluroso verano de la ciudad del Turia.

La inauguración de la exposición será el día 14 de julio a las 20:00 y contará con la presencia de Alfredo Montaña y Fernando Arroyo quienes explicarán de primera mano cada una de sus obras.

Arturo Pérez-Reverte- Escritor Miembro de la Real Academia
Alfredo Montaña es una pintura del silencio, y el tratamiento que le da a éste es casi literario. O sin casi. Incluso entre la multitud, entre las parejas, sus personajes miran como si estuvieran solos. Es evidente, sobre el lienzo, que todos ellos conocen o asumen códigos - reglas, quizas- en relación con el juego solitario de la vida, que el observador a veces sólo intuye; pero donde sospecha que, de un modo u otro, acabará reconociéndose. Como nos ves, te ves, parecen decir. O te has visto. O te verás. Tambien, a veces, en una primera mirada superficial, algunas de sus figuras pueden evocar vagamente aquellas otras, heroicas o trágicas, de los grandes muralistas mexicanos o la pintura realista revolucionaria. Pero sólo es una ilusión óptica: o tal vez nada más que el eco lejano de una vieja derrota: de lo que fue, o pudo ser, y ya no es, en el corazón de ser humano. A través de la mirada del pintor, la expresión plástica del hombre moderno, perdido el tren de la Historia, apeado en una estación abandonada y vacía cuyos raíles se oxidan sin remedio, ya no es revolucionaria, sino resignada a sí misma. Y no podría ser de otro modo. En estos tiempos de paradoja , de emparejadas o agrupadas soledades, los hombre y mujeres de los cuadros de Alfredo Montaña saben, con geométrica certeza, que estan solos y están cansados.

Criticas- Alfredo Montaña
Hay en estos cuadros lo que tiene que haber, por encima de consideraciones humanísticas o filosóficas de la existencia: planos, disposición de ritmos plásticos, armonía o disociación de coleres, lenguaje, lenguaje pictórico; un mundo de inteligentes percepciones orientadas hacia la pura pintura. JAVIER VILLAN- Periodista -Crítico de Arte (El Mundo)

Montaña camina hacia su paraiso y no importa que el camino esté hecho de sobresaltos y de esa dosis de amargura que entra en el coctel de toda obra incitadora. Su soledad está hecha de muchedumbres y es gladiadora, que es lo que conviene al arte. Y sabe que si Dios pone la vajilla de oro y la sopa, sólo el demonio pone el vino. Un vino como para emborracharse de soledad con esta pintura. ANTONIO HERNANDES - Escritor