Damien Hirst se enfrenta a una nueva acusación de plagio

15 obras están en el punto de mira


Damien Hirst, ha sido acusado de plagio. El multimillonario artista británico conocido por sus extravagantes obras -como tiburones o vacas en formol- se enfrenta a una dura acusación: 15 de sus obras parece que están inspiradas en otras ajenas.

Entre ellas, anaqueles con medicinas que comenzó a exhibir en 1989 y su instalación "Pharmacy" de 1992. Así lo asegura Charles Thomson, fundador de los "stuckistas". Un grupo que actúa a favor del arte tradicional.

Para tal acusación se basan en que algunas piezas como sus pinturas giratorias o la instalación de un balón sobre una corriente de aire, ya surgieron durante la década de los 60.

Sin embargo, no es la primera vez que Hirst es acusado de algo así. Ya con anterioridad un cráneo humano suyo engarzado de diamantes fue objeto de discusión.

Si echamos la vista atrás, el británico John LeKay, fue quizá el primero en atacar a Hirst. En 1987 presentó una crucifixión con un cadáver de cordero, que copiaría con posterioridad Damien. otro ejemplo: LeKay o la estadounidense Lori Precius.

Veremos hacia donde gira ahora la acusación ya que recordemos que hace 10 años, Hirst consiguió frenar una acción judicial similar, tras pagar una suma que aún no ha sido conocida de forma oficial.