El Empire State pierde los cielos de Manhattan

Una nueva construcción empañará sus fabulosas vistas


Hace ocho décadas que el Empire State Building gobierna los cielos de Manhattan. Sin embargo, l emblemático rascacielos art decó ahora tendrá un competidor: el nuevo proyecto de César Pelli.

Se trata de una construcción votada por la ciudad de Nueva York, que se emplazará en Midtown -donde se encuentra el Hotel Pennsylvania, entre las calles 32 y 33 con la Séptima Avenida, frente al Madison Square Garden-. Un nuevo rascacielos de 366 metros de altura. Lo que equivale a 67 plantas. Con todo, se quedaría a 11 metros del Empire State.

Su uso: oficinas. Y su atractivo: convertirse en uno de los seis edificios más altos de la ciudad. Y como en todo, hay opiniones a favor y en contra. Sus defensores argumentan que contribuirá a crear empleos. Además mejorará el sistema de transporte público. La razón, que incluirá un pasaje peatonal para unir la estación de metro en Herald Square y la Penn Station. Por otro lado, el mayor problema es que ensombrecerá las vistas desde el Empire State.

Sus prodigiosas vistas y la imagen impactante de su altura, será todo un reclamo. Algo que también ocurrirá con la Torre de la Libertad. Una construcción que será la clara dominante a partir de 2013, al sur de Manhattan. Nada más y nada menos que 541 metros de altitud.

Desde la compañía que gestiona la obra aseguran que el proyecto no se iniciará mientras que no cuenten con los inquilinos suficientes que aseguren la viabilidad de la estructura. En cuanto a la cercanía entre las dos construcciones, aseguran que los 300 metros que les separarán son suficientes para limitar el impacto visual.