El Gobierno italiano reclama su derecho sobre el "David"

El Ayuntamiento sufraga sus gastos de mantenimiento


Ana Santamaría

Una de las piezas más emblemáticas de la cultura italiana, el "David" de Miguel Ángel, tiene en pie de guerra al Gobierno italiano y al Ayuntamiento de Florencia. La razón: los ingresos que genera la obra.

Y es que ahora, la ciudad reclama parte de los ingresos que generan sus cuantiosas visitas. Argumentan para ello, que ese dinero sufragaría el mantenimiento y la limpieza del museo, algo que ahora gestiona el ejecutivo.

Pese a lo sorprendente, se trata de una vieja demanda, que soporta desde hace años la Galería de la Academia. Es decir, el museo estatal que conserva la obra maestra de Miguel Ángel.

Ya en tiempos medievales la ciudad eterna y Florencia se disputaron artistas, prestigio y tierras. Ahora la cuestión radica más en un tema político. Por un lado, la izquierda de Mateo Renzi, del Partido Democrático. Y en el otro, un Gobierno de derechas que no quiere sufragar gastos relacionados con la cultura. Pese a ser uno de los principales atractivos del país de cara al exterior.

Recordemos que el último recorte a las Administraciones locales y al sector cultural se cifró en 25.000 millones de euros.

Por ello no nos extraña que el "David" -que fue comprada al escultor por 400 florines- sea motivo de disputa. No en vano, la escultura de mármol hace ganar a las arcas centrales ocho millones de euros anuales. Recordemos además que la entrada a la Galería cuesta 6,50 euros.

La cuña para propiciar el debate es que el mantenimiento lo paga el Ayuntamiento. La cuestión es que no se decide nada. Por ello letrados del Estado se afanan en reconstruir la historia del monumento. De momento la contienda sigue a debate.