El ladrón de Las amapolas de Van Gogh, es un trabajador del museo

Así lo asegura el ministro del interior


Después de muchas indagaciones y de varios implicados en la trama del robo del cuadro de Van Gogh "Las amapolas", el ministro del Interior egipcio, Habib el Adli, ha lanzado una acusación formal sobre un funcionario del Museo de Arte Moderno Mahmud Jalil. Asegura que "colaboró en el robo", de hecho, parece ser que "lo sustrajo él mismo".

Las palabras se fundamentan en que el lugar que ocuaba la obra y el puesto del funcionario avalan el hurto. En cualquier caso, a raíz de la desaparición del óleo, once funcionarios del Ministerio de Cultura egipcio fueron detenidos. El próximo día 30 comenzará el juicio contra ellos.

Recordemos que se trata de una obra valorada en 37 millones de euros. Una cantidad que desde las autoridades locales consideran baja, puesto que han asegurado que la persona implicada en el fraude es un iluso "por no robar otros cuadros de mayor valor".

Una vez más, lo sucedido pone en evidencia la falta de medios de control y seguridad de un museo, en este caso el Museo de Arte Moderno Mahmud Jalil. Ya que el principal problema fue que en el momento del robo, sólo funcionaban siete de las 43 cámaras de seguridad y los cuidadores estaban ausentes, según se ha deducido en la investigación.

De momento el ministro del Interior asegura, que continúan buscando del lienzo tanto "a nivel interior" como "exterior". Cuentan para ello con la colaboración de la Interpol y los distintos órganos de seguridad en los países árabes y occidentales.